9 razones para casarte con un marroquí

Detrás de una pareja mixta se esconde una nueva visión del mundo.  

belga-y-castanuela

Solo quien se ha casado con un extranjero sabe de las riquezas que aporta convivir con una persona de otra cultura y educación. Si esa persona es un marroquí, prepárate para un sinfín de sorpresas.

  1. rgayf-y-pagrerTe hartarás de comer. Los marroquíes, como buenos mediterráneos, lo celebran todo con comida. Para desayunar, pagrer y rgayf; si es la Fiesta del Cordero, asado y pinchitos; si es Ramadán, briwat y dulces con miel; si estás enferma, te hacen harira; si te has recuperado, pollo con aceitunas. Es díficil resistirse a tan elaborada gastronomía. Prepárate para coger unos kilos, pero que no te importe, porque al marroquí le gustan las mujeres más rellenas que huesudas.
  2. idiomasHablarás español… y un par de idiomas más. El marroquí se ha criado en el colonialismo y el turismo. Él cambia de árabe a español y de español a francés como tú cambias de un pensamiento a otro. Chapurrear un idioma es para los marroquíes como un nivel B1 para nosotros. Aprenden idiomas con suma facilidad porque se han pasado la infancia escuchando otros acentos. Sin escuela de idiomas ni clases particulares. Tienen un padre bereber, un tío en Francia, otro en Alemania y primos dispersos por todo el mundo. ¿Tú sabes inglés? Pues hablar dos idiomas en Marruecos es de tener pocos estudios, así que ya puedes ir espabilando.
  3. Tendrás una gran boda. La celebres donde la celebres, tu nueva familia marroquí se encargará de amenizar tu boda con canciones y palmadas. Pero, si es en Marruecos, prepárate para la boda más alegre que hayas visto en tu vida. Con trompetas y tambores de fondo, hasta tres vestidos de novia en una sola noche, sentada o subida en un trono que danza al ritmo de la música y con todos los invitados coreando a los novios. Inigualable.
  4. Tánger téBeberás té a todas horas. A media mañana o a media tarde, al quedar con los amigos o recibir familia. Te guste o no, el té no puede faltar en una casa marroquí. Siempre acompañado con su hierbabuena, sienta tan bien al estómago que, aunque no seas de las que comen entre horas, no podrás decir que no a su calorcito y dulzor.
  5. Tu marido se pondrá el delantal. El marroquí tiene mucha imaginación en la cocina y disfruta guisando o decorando la mesa. Él empieza a echar cosas a la olla y, sin saber cómo, aquello tomará un sabor de aquí te espero. No hay duda de que: a buen paladar, buen cocinero. Platito de aceitunas aquí, ensaladita allá. Cuidan mucho los detalles y la presentación. Comer a tu mesa se convertirá en un momento de sumo placer.
  6. Llevarás la economía del hogar. El marroquí está acostumbrado a que la mujer dirija la casa y controle el dinero, aunque ella no aporte un salario al matrimonio. La mujer compra todo, hasta la ropa del propio marido, que le pide dinero de bolsillo porque puede que él no pise ni el cajero.
  7. hijos-marroquiesSe involucrará mucho en la crianza de los hijos. Los marroquíes valoran a los niños como a un tesoro. Desde el primer día querrán cogerlos, darles el biberón, llevarlos a los columpios y hasta ocuparse de prepararles la comida para asegurarse de que los hacen crecer sanos. Les controlarán los deberes, tendrán conversaciones serias con ellos y les besarán en la calle hasta hartarse y que la gente os mire por ello.
  8. Respetará tu religión. El marroquí ha convivido con muchas culturas y respeta las costumbres de los extranjeros por principios y educación. Además, si es musulmán, el islam le obliga a cuidar la religión de su esposa y darle el tiempo y recursos necesarios para que ella la practique.
  9. Te rodeará de familia. La tuya, de cuatro o veinte miembros, o la suya, de unos trescientos. Para el marroquí, la familia es sagrada. El matrimonio es una unidad ante el mundo y el resto de la familia hace piña con ellos. Verás que te tratan como a una de ellos desde el primer día. Por tu casa pasarán sus padres, hermanos, primos y tíos,  deseando veros y estar con vosotros.

Rebeca García Agudo


Si te gustó este artículo, también puede interesarte:

15 Comments

  1. Hola! Totalmente de acuerdo con la publicación, pero has de añadir, el jaleo familiar, lo tortazos de los padres en la calle y etc!

    Me gusta

  2. no hay que generalizar…no todos los marroquies son buenos ni tan malos…hay unos que te tratan bien y buena gente y otros buitres trapicheando que solo se aprovecharan de ti o te dejan en la ruina…

    Me gusta

  3. Hola, todos los puntos están muy maquillados pero el punto 8 es totalmente falso el islam te prohíbe casarte con una persona que no sea musulmana por mucho que te gusta.
    Una cosa es el respeto y la convivencia y otra cosa es el matrimonio.

    Me gusta

    1. Estimado Miimoun, como musulman y estudiante de teología (Humanidades y ciencias islámicas) me he visto en la obligación de corregir tu “prohbición” de matrimonio mixto por el islam. Es muy grave sacar conclusiones o afirmaciones sin tener la certeza completa y más si se trata de religión. Te recuerdo que en el islam un hombre puede casarse con las mujeres de las escrituras (judías y Cristianas) pero no al revés. Y el hecho de que una musulmana no pueda casarse con un no musulman no ha venido ni en el corán ni en la sunnah (como el caso de los hombres) si no por Al-Ijma3 que es la tercera fuente en el Fiqh. Al-Ijma3 (consenso entre los savios) y por lo tanto no se puede comparar con las dos fuentes (Kat3ia: indiscutibles) que son el libro y hadith.
      Consideralo como un consejo, sin menosprecio por supuesto, que en los asuntos de religión te ruego que no prohibas ni permites (Tashri3) a tu antojo, que todos rendiremos cuenta ante el todo poderoso. Como dijo nuestro profeta Muhammad (paz sea con él): Quien miente sobre mí intencionadamente que se guerde su sitio en el infierno).

      Por favor piensa antes de comentar.

      Me gusta

    2. El islam no te prohibe casarte con una persona musulmana.
      Dice asi:
      Un musulman tiene derecho de casarse con una cristiana o de raza judia solo y cuando sean practicantes y los hijos siempre, repito.. siempre tienen que salir musulmanes.
      Para las mujeres musulmanas si esta prohibido casarse con un hombre no musulman.
      Espero averte ayudado.
      Salam o3aleikom.

      Me gusta

  4. Todo bien en esta publicación, pero como describen al hombre Marroquí es como si él fuese la mujer de la casa no el hombre, wow!

    Me gusta

  5. Yo hace casi 4 años que vivo en Marruecos y puedo decir sinceramente que por lo general la gente es mejor- mas educada y cariñosa que en España, pero prefiero la gastronomia española,para mi la mejor del mundo.

    Le gusta a 1 persona

  6. Yo soy encuestadora y tengo que decir que cuando llamo a una puerta para hacer mi trabajo, todas las familias árabes en general y marroquíes en particular, me contestan la encuesta, me ofrecen te o caldo, su baño, y su hospitalidad. Pero claro en cuestiones de matrimonio desconozco.

    Me gusta

  7. Estoy casada con uno y doy fe de que es cierto. No lo cambio por nada. Tenemos dos hijos maravillosos y me trata como una reina. Y a demas es musulmán. Kamal te quiero

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s