Mujer y mueble de Ikea: ¿QUIÉN DIJO MIEDO?

Aún hay profesiones en las que la presencia de la mujer es nula: no hay carpinteras, electricistas, albañiles ni fontaneras. Así que, cuando uno compra un mueble de Ikea, pasa como cuando un matrimonio va en su coche, ¿quién conduce? Sigue leyendo “Mujer y mueble de Ikea: ¿QUIÉN DIJO MIEDO?”

Violencia machista por doquier

Los incesantes asesinatos de mujeres a manos de sus parejas han levantado la lucha por la concienciación de la población sobre la violencia machista. Las primeras en manifestarse y enarbolar la bandera contra el maltrato son mujeres indignadas, que se preguntan por qué a otras como ellas les ha resultado tan difícil presentar una denuncia, por qué las instituciones públicas no ponen a su disposición más ayudas y por qué los hombres llegan a cometer estos crímenes.

corazones papá y mamáLa violencia machista se inicia en la vida de las mujeres muchos años antes. Es posible que ellas no recuerden su comienzo porque no han conocido otra forma de vida. Están acostumbradas a ser interrumpidas, ofendidas, desacreditadas, reprendidas, increpadas, debilitadas, despreciadas, amenazadas, chantajeadas, humilladas. Confunden tanto el bien y el mal que no saben establecer los límites entre ambos. Aprenden a remar en un mar inestable. Los cambios de humor, el tono de las conversaciones o el control sobre su persona no pueden ser responsables de su estado de ánimo si quieren sobrevivir. Sigue leyendo “Violencia machista por doquier”

Mujeres, madres y esposas

En mi entorno, las mujeres somos educadas en el estudio, para conseguir un buen trabajo y un sueldo digno en el futuro. No nos enseñan a ser madres ni esposas. No nos enseñan a respetar al marido, a recibirle con una sonrisa cuando vuelve, como nosotras, cansado del trabajo. No sabemos cocinar y algunas tienen el umbral de suciedad y orden al mismo nivel que el de los hombres. Ya no somos mujeres-mujeres: somos mujeres-hombres. Nos hemos equiparado en derechos y deberes a los hombres y eso nos ha aportado un grado de masculinidad. Creemos, además, que el hombre es igual a la mujer, que piensa y actúa como ella. Y no es así. Sigue leyendo “Mujeres, madres y esposas”