Ida (2013)

ida

Esta es una película dramática con mayúsculas. Duele, pero no hace llorar porque es, simplemente, cruda. Se sitúa en la Polonia de la posguerra de los años sesenta, cuando una novicia (Agata Trzebuchowska) es obligada a conocer a su única pariente (Agata Kulesza) antes de tomar sus votos. La película, rodada en blanco y negro y dirigida por Pawel Pawlikowski, pone de relieve las heridas de la guerra más allá de la muerte y la supervivencia sin sentido cuando se ha visto y se ha perdido todo y no existe nada que pueda aliviarlo. Hágase un alto para reflexionar sobre la carga genética que transmitimos a nuestra descendencia y la influencia que tienen la educación que recibimos y el ambiente que nos rodea.

Rebeca García Agudo